Redes de contactos profesionales: cómo sacarles el máximo partido

12.01.2023
Lisa Freudlsperger
Habilidades de comunicación e interacción
Contenido

«Está muy bien relacionado» o «Conoce a todo el mundo». «Pregúntale a ella. Tiene contactos por todas partes». ¿Ha oído alguna vez frases como estas? ¿O puede que incluso usted mismo se las haya dicho a alguien? Empecemos por el principio. Las redes profesionales y privadas siempre se basan en los contactos. Así que lo primero es construir y cultivar las relaciones. La pregunta es: ¿en qué consiste exactamente crear una red de contactos en un contexto profesional? ¿Y cuáles son los beneficios de tener una red de contactos dentro y fuera de la empresa?

Definición y tipos de redes de contactos

Los contactos se condensan en redes y así se crean redes de lo más diversas: existen para casi todo y están prácticamente en todas partes: ya sea para compartir el coche con otras personas, una pasión o el entusiasmo por los deportes o los viajes. Si quiere darse a conocer en un entorno un poco más formal, puede buscar asociaciones profesionales, redes de contactos para fundadores, para mujeres o para expatriados. Lo ideal es encontrar una combinación de redes que estén alineadas con sus propios objetivos e intereses.

Todas las redes comparten el mismo principio: los miembros ofrecen y buscan algo. Comparten intereses y objetivos. Al igual que sucede en el ámbito privado, esto también se aplica a las redes de contactos profesionales. En ambos ámbitos, uno siempre elige a sus contactos en función de si le pueden ser útiles y cómo. Esto parece muy obvio, pero es algo que no hay que subestimar, ya que es una parte integral de la creación de redes. Los contactos se apoyan y se ayudan entre ellos, y es precisamente así como el trabajo en red aporta beneficios a nivel personal y colectivo.

Las ventajas de establecer contactos

¿Le gustaría ganar en visibilidad y presencia en su sector? Pues esa es precisamente una de las ventajas que le aportará la creación de redes de contactos. Los que están bien conectados siempre consiguen llegar a más gente. Lo que a su vez ofrece más oportunidades para compartir experiencias. A nivel personal, la creación de redes aporta, entre otros, los siguientes beneficios:

  • conocer las estrategias y los conceptos de éxito de otros

  • motivarse e inspirarse junto con sus contactos

  • aportar sus propios conocimientos y posicionarse en el sector

  • hacer y recibir recomendaciones

  • mostrar y conseguir apoyo de otros en momentos decisivos

La empresa en su conjunto también se beneficia cuando los empleados se esfuerzan por tener una buena red de contactos. Si los representantes de su empresa son empleados competentes y amables, estarán contribuyendo a construir una buena imagen o a mantener la reputación de la empresa. Al intercambiar información con representantes de otras empresas y organizaciones, la información suele llegar mucho antes a la empresa. Lo que supone una clara ventaja competitiva a muchos niveles. Por ejemplo, en lo que respecta a las novedades del mercado, los aspectos internos del sector, las tendencias, los cambios en la legislación o los cambios en el personal. En una comparación directa podemos apreciar cómo se complementan las empresas y qué sinergias pueden ser beneficiosas.

Pero para poder escribir una historia con final feliz necesitaremos un plan. Y para ello, el primer paso es ocuparse de sus propios objetivos. ¿Por qué quiere crear o ampliar su red profesional?

Establecer objetivos

El objetivo personal que se puede tener con respecto a la creación de redes varía de una persona a otra. A una le gustaría tener más contactos en general, a otra, aprender a utilizar su red de contactos existente de forma más consciente. En el primer paso, es importante tomar conciencia de cuáles son sus propios objetivos y formularlos. Cuanto más claros, mejor. En el segundo paso, necesita... Exacto, una estrategia. En este caso, una estrategia para establecer contactos.

Para prepararse es importante marcarse objetivos y aprender a ser consciente de cuáles son sus intereses, así como puntos fuertes y débiles.

Por norma general, si el estilo utilizado para crear una red de contactos coincide con la personalidad del que la crea, es mucho más fácil parecer auténtico y sentirse cómodo. Así que lo primero y más importante que debe hacer es preguntarse: ¿quién soy yo? Intente evaluarse a sí mismo: ¿es usted reservado o más bien sociable? ¿Le resulta fácil trabajar con otras personas? ¿Tiende a ser perfeccionista? Son preguntas difíciles, pero, para responderlas, puede ayudarse de sus amigos, familia, pareja o compañeros. A la pregunta «quién», le siguen otras sobre los puntos fuertes y débiles. ¿Con qué sigue teniendo dificultades? ¿Qué le gustaría mejorar? Y al revés: ¿qué puede aportar usted a su red de contactos? ¿Y cómo pueden usted y sus contactos utilizar estos puntos fuertes y experiencia?

Conseguirá mucho más aún si llegado a este punto vuelve a examinar sus objetivos y los clasifica en función de si están basados en el sector y la actividad profesional, orientados a proyectos o si son objetivos personales.

Mantenga un contacto regular

Saber con quién puede contar y a quién debe llamar también requiere preparación y estructura. Puede realizar un inventario de contactos con un mapa mental. Es importante que no se limite a registrar todos sus contactos, sino solo aquellos con los que puede y realmente quiere conectar. A continuación, organícelos y agrúpelos. Y en tercer y último lugar tenemos una importantísima pregunta: ¿puede este contacto ayudarme actualmente con mis objetivos profesionales? ¿Podría esta persona conocer a alguien que pueda brindarme su apoyo? Si responde afirmativamente a la pregunta, entonces es que el contacto en cuestión es el indicado para formar parte de su red de contactos profesional. ¿Encuentra lagunas en su inventario o se siente desbordado? Si no hay nadie que le pueda echar una mano... Entonces sí, ha llegado el momento de llenar la libreta de direcciones con nuevos contactos. Haga como lo haga, la creación de redes siempre requiere cierta preparación, lo que implica, en primer lugar, buscar eventos adecuados y oportunidades para conocer a las personas adecuadas.

Consejos para establecer contactos in situ

Una vez iniciada la conversación, la charla informal puede ayudarle a entrar en calor. Los típicos temas de conversación son el tiempo, los viajes, las aficiones o la comida. Y si prueba con los intereses comunes, mejor que mejor. Siempre le queda la opción de ir directamente al grano y expresar su preocupación, si es que tiene alguna, de forma clara y concisa. Sin embargo, es importante tener en cuenta el tipo de evento en el que se encuentra: en fiestas o salidas de empresa, los temas son más informales y personales; en ferias y congresos, conviene hacer una mezcla de aportaciones temáticamente apropiadas e incluir una pizca de charla informal.

  • Así que lo que se dice, cómo se dice y cómo se utiliza el lenguaje corporal para acompañarlo también es clave. Hemos recopilado para usted estos 7 consejos:

  • Mantenga el contacto visual durante la conversación sin quedarse mirando fijamente.

  • Sonría y asienta.

  • Practique la escucha activa. No interrumpa a los demás, dé respuestas o valoraciones adecuadas o haga preguntas relevantes. También puede repetir partes de lo que se ha dicho.

  • Haga cumplidos sinceros.

  • Muestre humor.

Además, tenga presente en todo momento con quién está hablando, en qué punto se encuentra esta persona actualmente y cuál es su objetivo. Deje claro cómo puede ayudarle, pero sea breve y amistoso.

Concluya la conversación de manera habilidosa. Primero haga uso de la comunicación no verbal: dé un paso atrás o inclínese ligeramente hacia atrás. Sea sincero y diga con calma que se tiene que ir, pero adelante siempre que va a mandar un correo electrónico, organizar otro encuentro o incluso un proyecto.

Mantenga el contacto a largo plazo

Parte de la creación de redes de contactos profesionales es también mantener el contacto para obtener relaciones sostenibles. No quiere ser insistente, pero tampoco parecer demasiado distante. En este caso, el camino correcto está relacionado con la categorización de sus contactos. En función de lo importantes que sean estos, podrá decidir si les envía tarjetas de Navidad o regalos. Aunque siempre habrá una buena oportunidad para escribir a su contacto. ¿Necesita un ejemplo?

  • Piense en los cumpleaños. Los calendarios o las redes sociales le ayudarán a recordar las fechas.

  • Reenvíe artículos o vídeos interesantes a sus contactos.

  • O escríbales cuando esté cerca de ellos. Así pueden aprovechar para ir a comer o tomarse un café juntos.

  • Comparta con sus contactos los eventos o colaboraciones que puedan ser interesantes para ellos.

  • Felicite a sus contactos por sus logros.

Los miembros de una red de contactos formal también pueden sumar puntos con la asistencia y las contribuciones regulares o asumiendo tareas fijas. Para que sus relaciones duren, tanto en el ámbito privado como en el profesional, además de mostrar generosidad, también es importante mostrar atención, aprecio y consideración. Otro aspecto que es verdaderamente importante es el principio de dar y recibir. Esto implica también que, si usted le hace un favor a alguien, no debe esperar que el otro le vaya a devolver el favor de modo automático.

Resumimos: la creación de redes profesionales requiere bastante preparación y paciencia, pero también aporta un sinfín de beneficios. Tanto a nivel individual como para la empresa en su conjunto. ¡Y no se preocupe! Seguro que le resultará muy divertido, y conseguirá experimentar encuentros inspiradores y un intercambio estimulante e informativo en el que no lamentará haber invertido su tiempo.

Cursos de e⁠-⁠learning relacionados

Gezielt netzwerken

Crear y desarrollar una red de contactos profesional

Esta formación prepara a los empleados para establecer y mantener contactos externos de forma reg...
Grundlagen der kundenorientierten Kommunikation nach Schulz von Thun in der Versicherungsbranche

Fundamentos de la comunicación orientada al cliente según Schulz von Thun en el sector de los seguros

La formación electrónica explica cómo suelen surgir los malentendidos en la comunicación y cómo p...
Die acht Kommunikationsstile nach Schulz von Thun

Los ocho tipos de comunicadores

Este curso de aprendizaje a distancia presenta los «ocho tipos de comunicación» según Friedemann ...